Saltar al contenido
6 agosto, 2010

Herramientas profesionales


Compartir

Una herramienta monobloque de LMT-KIENINGER es responsable de alcanzar la máxima eficiencia en el mecanizado de carcasas de metales livianos. El mercado de las herramientas profesionales – o más conocidas como “powertools” – se encuentra en expansión en todo el mundo. Y en especial los profesionales demandan productos de marca de alta calidad, que combinen máximo rendimiento con manipuleo confortable. Esta combinación se puede alcanzar fabricando las carcasas con metales livianos extremadamente robustos, que sin embargo presentan altas exigencias a las herramientas de mecanizado. Es por eso que la firma Bosch se apoyó en la experiencia de los expertos de LMT-KIENINGER para desarrollar un martillo de percusión de 16 kg.

El martillo de percusión de 16 kg presentado por Bosch en 2007 fijó nuevos estándares en el rubro de las herramientas eléctricas para trabajos de demolición pesados. A pesar de su fuerza de impacto – el GSH 16 demuele en 1 hora 1.700 kg de hormigón de la clase B25/30 – la herramienta es relativamente liviana y de baja vibración. Esto les garantiza a los usuarios profesionales un buen manipuleo con mínimo esfuerzo.

El martillo obtiene su fuerza de un motor de 1.750 Watt y una unidad percusora neumática con una energía por impacto de hasta 45 Joule. También en materia de vida útil esta herramienta le saca una amplia ventaja a su competencia. Ensayos de fatiga demostraron que trabajaba más del doble de las horas que su mejor competidor.

Desde el principio parte del proyecto: los profesionales de LMT

El elemento fundamental del nuevo martillo de percusión es su carcasa de metal liviano. Dado que para la fabricación de estas herramientas rigen casi las misma exigencias que para la herramienta terminada durante su uso – máxima eficiencia y máxima vida útil – es que Bosch trabajó desde la planificación del proceso de fabricación del martillo codo a codo con los expertos en mecanizado de la firma LMT-KIENINGER. Esta firma se ha ganado su renombre principalmente en la industria automotriz y aeroespacial como proveedor de excelencia de herramientas especiales y sistemas de fresado. Es así que durante el proceso de diseño y construcción de la herramienta especial creada para Bosch el equipo de LMT-KIENINGER pudo recurrir a su amplia experiencia en el mecanizado de metales livianos, como los que se utilizan en los motores modernos.

Fabricación eficiente: con una herramienta obtner una pieza lista para usar

La herramienta en sí es una construcción monobloque. Esto significa: sobre un solo cuerpo base se encuentran integrados varios filos para realizar distintas operaciones. Estos filos son soldados o sujetados mediante cartuchos.

En el caso de Bosch se utilizó una herramienta con filos soldados de diamante policristalino (PCD). Este material de corte extremadamente duro garantiza máximo rendimiento de mecanizado y larga vida útil de la herramienta durante un proceso de mecanizado de alta performance. Debido a la construcción monobloque y a las geometrías de corte optimizadas es posible mecanizar la carcasa en su totalidad con una sola herramienta, dejándola lista para usar, reduciendo al mínimo los tiempos de puesta a punta. En base a la experiencia vivida en Bosch y a los pronósticos de crecimiento de consumo de herramientas profesionales en todo el mundo, es que puede decirse con total seguridad que las herramientas de mecanizado de alto rendimiento seguirán colaborando en la optimización su fabricación.

 

 


Compartir
This site is registered on wpml.org as a development site.